viernes, noviembre 20, 2009

La elegancia poética de Coque Malla

La rebeldía y el tono macarra que convirtieron a Los Ronaldos en uno de los iconos del pop español en las décadas de los 80 y lo 90 ya ha quedado atrás. El nuevo Coque Malla, líder y timonel de aquella banda madrileña, ha madurado. Y su música ha evolucionado con él. Transita por el camino del rock’n’roll, con pinceladas de country, blues, o rock sureño. Está en continuo proceso de cambio.

Su letras, más cuidadas que en su etapa de ídolo juvenil, parecen sacadas de un libro de poesía. Con elegancia, encadena un verso tras otro para dar forma a canciones sencillas pero brillantes. Huye de mensajes banales y estribillos fáciles y se centra en los pequeños detalles de la vida cotidiana, en el día a día de una personas normal. Es un romántico o un canalla empedernido, depende de la estrofa.

Con estas armas, Coque Malla aterrizó el jueves por la noche en la Sala Zero de Tarragona. Era la puesta de largo de su nuevo disco en solitario, La hora de los gigantes, ante un público fiel –casi un centenar de personas acudieron a la cita–, que, en su mayoría, rebasaba la treintena. El madrileño, que ofreció su versión más acústica, estuvo acompañado por el guitarrista Nico Nieto, un tipo taciturno que puso la chispa eléctrica.

Como es habitual en la gira que le está llevando por pequeñas salas de todo el país, Malla arrancó con Hasta el final, primer corte de su último trabajo. «Presiento que hoy vamos a vivir algo importante que nunca olvidaremos», dijo a continuación. Basó su repertorio en los temas que le han acompañado en su carrera en solitario: Mentiras, El final, Berlín.. Pero también hubo tiempo para la nostalgia con clásicos de Los Ronaldos como Saca la lengua o Mentiras («una canción para los más fans, que cerró la historia del grupo», explicó).

1 comentario:

Siegfried Emmelmann dijo...


Awesome issues here. I'm very glad to look your post. Thank you a lot and I am taking a look ahead to touch you. Will you please drop me a mail? gmail sign in